...Usted está en: Asociación Balcarce> Balcarce> Historia


Fotos de Úpoca...


English

El partido de Balcarce. El Puerto fue creado por Decreto el 31 de agosto de 1865 y comprendía los actuales Partidos de Balcarce, General Pueyrredón y General Alvarado, con 6.839 km² y 4.198 habitantes según el Censo realizado en el año 1869.

Luego de largas tramitaciones, el Poder Ejecutivo resolvió en 1874 aprobar la traza para el pueblo cabecera en terrenos propiedad de Patricio Peralta Ramos -actualmente Mar del Plata-. Al mismo tiempo, un grupo de vecinos formaliza el pedido para la creación de un pueblo en el centro del Partido, dicha solicitud fue autorizada el 22 de junio de 1876 por el Poder Ejecutivo Provincial y el nuevo pueblo se llamaría San José de Balcarce.

A partir de entonces, y debido a la extensión geográfica del mismo, algunos vecinos de la población de la costa solicitaron el traslado de la cabecera del partido o, que de lo contrario, se procediera a la división del mismo. El por entonces Juez de Paz de Balcarce, don José Andrés Cháves, resolvió otorgar su apoyo al pueblo de San José y trasladó allí su Juzgado, argumentando que hallándose en el centro del partido se favorecía su administración. Este conflicto finalizaría el 15 de octubre de 1879, cuando es sancionada la Ley de división del partido, por la que San José de Balcarce se convierte en ciudad cabecera del Partido de Balcarce y Mar del Plata como cabecera del nuevo partido de General Pueyrredón.

Su nombre:

Don Antonio González Balcarce nació en la ciudad de Buenos Aires el 24 de junio de 1774 como fruto del matrimonio entre don Francisco Balcarce -nacido en Barcelona, España-, y de doña María Victoria Martínez Fontes -porteña-.

Comenzó su carrera militar en los blandengues, cuerpo de caballería que custodiaba la frontera con el indio. Defendiendo Montevideo contra los británicos (1806-1807) fue capturado y llevado a Inglaterra como prisionero. Posteriormente liberado, luchó contra las fuerzas de Napoleón en España, al lado de San Martín.

Vuelto a Buenos Aires, tomó parte en el movimiento revolucionario del 25 de Mayo de 1810. Posteriormente fue puesto a cargo del ejército revolucionario enviado a Córdoba y al Alto Perú. El 7 de Noviembre de 1810 obtuvo la primera victoria del ejército argentino sobre las tropas realistas en los campos de Suipacha. Sirvió como segundo comandante a los órdenes de San Martín, teniendo varios enfrentamientos en actual suelo chileno, incluyendo Cancha Rayada y Maipú.

Fue Gobernador Intendente de Buenos Aires en 1813 y Director Supremo interino en 1815. En ausencia del General San Martín, fue jefe del Ejército Libertador triunfando en Bío-Bío en 1819. Poco después de haber sido designado nuevamente jefe del Estado Mayor, fallece en su ciudad natal el 5 de Agosto de 1819.

Fundadores de la Ciudad de San José de Balcarce:

José de la Cuadra: nació en Sopuesta -Bilbao, España- el 3 de diciembre de 1832. Traído a la Argentina por un familiar, comenzó como trabajador de un comercio próximo a Samborombón, que luego heredó. Sabiendo de las necesidades de la zona, comienza a recorrer los campos vendiendo mercadería de almacén y tienda, familiarizándose con el lugar y con sus pobladores, lo que lo indujo a radicarse en la zona.

En 1865 contrajo matrimonio con Micaela Urrutia, enviudando al poco tiempo y en 1872 se casó en segundas nupcias con Hilaria Nicolay. En 1872 emprendió viaje hacia Balcarce, llegando siete días mas tarde, tras un viaje de bodas en carreta. Se dio de lleno a este medio y por razones de su propia actividad a una relación permanente con todos los pobladores de distintas posiciones y edades. En 1875, disuelve la sociedad con sus hermanos y continúa con la explotación agrícola y con su comercio.

Cuenta la leyenda que al cruzar con su caballo la tierra que luego ocuparía la Plaza Libertad, sufrió una rodada y al levantarse exclamó: “aquí, en este lugar, se fundará el pueblo”.

Las gestiones para la fundación del pueblo que habría de llamarse San José de Balcarce, lo encontraron en lugar de vanguardia. Tenaz y empeñoso, fue activo propulsor de su creación hasta lograr su cometido. Fue partícipe de muchas iniciativas de bien público, con preferencia en las que tendían a crear escuelas. Un establecimiento modelo para niñas, fue la Escuela Rural San José, producto de una donación de su familia, aceptando ser miembro del Consejo Escolar de San José de Balcarce, durante dos años.

Murió en su casa de negocios en 1882 dejando a su esposa y a tres hijas. Sus restos yacen en el Colegio Rural San José, donde funciona una capilla desde hace muchos años.

José Andrés Chaves: nació en la ciudad de Buenos Aires en el año 1841. A los veinte años prestó servicios como Teniente Segundo del Cuadro de guardias Nacionales, denominado “Los Negros de Alsina”. Terminadas las campañas bélicas, se empleó en un comercio ubicado en la Balcarce El Puerto. Tras diez años de actividad comercial en el lugar, y habiendo reunido su propio capital, adquirió un negocio en el campo “La Peregrina” que denominó “La Independencia”.

Fue Diputado a la Legislatura de la Provincia de Buenos Aires durante varios períodos. En el Partido de Balcarce El Puerto y posteriormente en el Partido de Balcarce, desempeñó los cargos de Comandante Militar, Juez de Paz y Presidente de la Municipalidad. Esa actividad la desarrolló entre los años 1875 y 1877 y un segundo período entre 1881 y 1882. Radicado en Buenos Aires, ejerció el puesto de apoderado Municipal en representación de la Municipalidad de Balcarce.

Le atraía la política y sus turbulencias. Siguió a distintos políticos como Mitre, Alsina y Alem. Estuvo en las batallas de Cepeda y Pavón. Fue activo elemento de la Unión Cívica Radical y apoyó la fórmula Hipólito Irigoyen-Pelagio Luna junto a otros dos balcarceños: Agustín Sosa y Luis Errecaborde. Constan en los antecedentes municipales del Partido, las iniciativas del Sr. Cháves en múltiples aspectos de la administración pública.

San José, el patrono de Balcarce:

En marzo de 1877 se celebró la primera fiesta de “San José”, patrono del pueblo en el campo de don José de la Cuadra, ya que allí residía el capellán Orué. Esta fiesta contó con la presencia de todo el vecindario y se dispararon cohetes de la India.

En septiembre del mismo año, la Sra. Manuela Acosta donó al pueblo una imagen de San José, que años más tarde, construido el templo, se instaló en el altar mayor.

El día de San José, se realizaba “el corso de las flores” a lo largo de las avenidas principales y alrededor de la Plaza Libertad, donde los vecinos intercambiaban flores.